31 dic. 2011

FELIZ AÑO NUEVO!!

Desde Madrid, junto a la familia y con la calefacción muy alta, Me Lo Pido de Fimo os desea un año nuevo lleno de felicidad y de ilusión. Seguro que el 2012 será un año que recordaremos con alegría. Y por supuesto, estará lleno de nuevas creaciones de Fimo (y de nuevas técnicas!!).

Un abrazo a tod@s.


28 dic. 2011

Nuevos llaveros

Hola Fimer@s.
Os dije que traería nuevas cosillas muy pronto. Y como lo prometido es deuda, comienzo a poneros en el blog las fotos de los encarguillos que me están haciendo para esta Navidad.
Esta noche os dejo con unos llaveros, personalizados (o "burrizados" en algún caso, ahora sabréis por qué).
Espero que os gusten!!!


Empezamos con un llavero para María José, que como veréis es fisioterapeuta.




El siguiente, un llavero para Yolanda de su perro Dexter.




 Y para el novio de Yolanda, un llavero también con su nombre, y del tema que apasiona a Jose: los barcos, piratas, etc..



Y ahora un encargo muy gracioso: un burro!!


Y para terminar, un llavero que tenía pendiente de enseñaros, y que me lo encargó mi amiga (casi cuñada) Lidia.

25 dic. 2011

¡¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!!

Desde Me Lo Pido de Fimo os deseo una preciosa y feliz Navidad a todos, y espero que paséis unos días increíbles en compañía de vuestros seres queridos.

En breve os enseñaré nuevas cosillas de Fimo!!
Un abrazo a tod@s!!

20 dic. 2011

Friseurin !!

Hola amig@s.

Os habréis dado cuenta de que he estado ausente del blog unos cuantos días. Y es que, como algunos ya sabéis, he estado malillo, con una ciática de caballo, y he tenido que coger la baja laboral, guardar reposo y tener muuuuucha paciencia. Y claro, con los dolores que tenía, no he podido hacer demasiadas cosas en mi pequeño rincón fimero.
¡¡Pero ya estoy de vuelta!! Y gracias a las agradables banderillas que me han puesto mis supernursies, al reposo, a mi profesor de reflexología más místico y cósmico, Ginés Asensio, que me hizo una sesión de acupuntura+reflexología podal en cuanto lo llamé, y gracias, como no, a que la persona más especial de mi vida ha estado cuidándome y animándome en mis doloridos momentos, ya estoy mucho mejor. Y aunque aun me quedan unos días de baja, que los voy a aprovechar para descansar y cargar pilas, ya me he puesto manos a la obra de nuevo con el Fimo.

Lo primero que habréis pensado al leer el título de la entrada habrá sido...¿¿ co co cooomo?? ¿Frise...qué? Os explico: una compañera de mi padre me ha hecho un encargo que se va a ir, nada más y nada menos, que para Alemania. Se trata de 2 broches personalizados para su hija y su jefa, que son peluqueras, y claro, "peluquera", en alemán (y si mis fuentes no me han fallado) es Friseurin.


Bueno, realmente se trata de un broche (la "friseurin" de pelo marrón) y de un colgante (la "friseurin" de pelo rubio) por deseo de mi clienta. Así que aquí los tenéis.



Y otro encarguillo que tenía pendiente eran más colgantes de móvil. Los ratoncillos gustaron mucho, y me encargaron unos cuantos. Pero mi vecina Goyi (con la que tengo pendiente algún encarguillo que otro), me pidió un colgante de móvil que fuese un perrillo. Y nada, me puse manos a la obra, aun con dolores en la pierna, y se lo hice. La verdad es que quedó muy gracioso.


Sí, lo que hay detrás del perrillo es...otro perrillo. Mi perrillo!! Ya lo conocéis: Tito. Que por cierto, ha estado dándome mimos durante tooooodo el día mientras he estado malo (me despierta todas las mañanas con una buena tanda de lametones).


Antes de irme, quiero dar de nuevo las gracias a todos las bloggeras y bloggeros (muy pocos hombres en este mundillo eh!) que han visitado y que siguen este blog. El contador de visitas lleva ya más 900 contadas, y ese número, en un mes y medio, pues...¡¡¡me hace ilusión!!!

Y para terminar, os voy a poner una foto que es un adelanto de algo que estoy haciendo, entre encargo y encargo, y que llevaba en mente desde hace tiempo. No os voy a decir lo que es todavía, así que a ver si adivináis qué puede ser. Aparentemente, tiene pinta carnosa, ¿no?


Un abrazo a tod@s!!!!

10 dic. 2011

Historia de mi Árbol de Navidad

Hola a todos. 
Esta noche me voy a poner un poco melancólico. No sé si será la Navidad, que ya la tenemos encima, o que, como sigo malete, estoy más sensible. Pero hoy quiero hablaros de mi árbol de navidad.

Desde que tengo uso de razón, el puente de la Consitución ha sido, como en muchos hogares, el momento elegido para montar los adornos navideños en mi casa.
Aun recuerdo la primera vez que mis padres sacaron aquel pequeño arbolillo, enclenque y medio vacío, y entre ellos, mi abuela y yo, lo adornamos poniendo decenas de figuritas que andaban guardadas en una vieja caja de cartón. Recuerdo que no tenía soporte ni pie, por lo que había que clavarlo literalmente en una especie de tinaja alargada, pintada y repintada por mi abuela con extraños motivos coloristas, y rellena de papel de periódico. La fórmula funcionaba: el árbol se quedaba erguido. Y cuando acabamos de decorarlo, yo sinceramente me sentí el niño más ilusionado del mundo, porque en mi casa ya había llegado la Navidad, y… ¡teníamos un árbol!.
En ese árbol vi una figura que me encantó: un Papá Noel regordete, de un material plástico que se parecía a la cerámica. No sé cuánto tiempo tendría, pero estaba viejecillo. También habían 2 pandereteas muy pequeñas, rojas, con uno dibujos de niños. Esas figuras me enternecieron muchísimo.

Pocos años después, ese enclenque árbol fue sustituido por un gran abeto (artificial), majestuoso, frondoso, que impresionaba al verlo. Y el primer año compramos adornos nuevos, guirnaldas, etc, y cuando terminábamos de decorarlo, en su pie poníamos algunos años un pequeño nacimiento, con figurillas también antiguas. El resultado fue espectacular. Mi madre y yo éramos ya los encargados oficiales de montar ese árbol (aunque algún año que mi padre no trabajaba, se unía a la “ceremonia”).


Y había algo que me llamaba la atención: muchas bolas o adornos de dicho árbol, se rompían, por accidente; pero NUNCA se rompió ninguna de las figurillas antiguas, como un pequeño cervatillo color champán, con purpurina, un ramo de uvas violáceas (también con purpurina), un farolillo de cristal, y…como no, el Papá Noel y las panderetas. Se nos podían caer, soltarse del gancho una vez en el árbol…lo que sea, pero nunca se rompían.


Mi árbol se ha caracterizado siempre por una cosa: TODAS las figuras que habían se colgaban, y daba igual qué tipo de figuras fuesen, cuáles eran los colores, y si combinaban o no. En mi casa, el árbol estaba “cargado”. Y a la gente le podía gustar más o menos, pero era nuestro árbol. Y en casa de mis tíos igual. Siempre me acordaré cuando cada Nochebuena llegábamos a casa de mis tíos a cenar, y veía ese árbol, lleeeeeeeeno de figuras, misterioso pero a la vez mágico, y que me hechizaba.

La Navidad pasada, por varios motivos que no vienen al caso, no nos dio tiempo a montar el árbol en el puente de la constitución, y la Navidad llegó, y mi árbol estaba un en su caja. Cuando decidimos montarlo, vimos que el abeto que cada año se erigía brillante sobre mi salón estaba quedándose sin sus “falsas” hojillas: se estaba deshaciendo; y es que el tiempo no perdona, y el árbol ya era viejecillo. Así que decidimos tirarlo. En su lugar, compramos un pequeño (y horripilante) árbol de alambre, forrado de verde y con luces blancas que pusimos en un rinconcillo, discreto, y dio un ligero toque navideño a la casa (para salir del paso).

Este 2011 he cumplido 27 años, y esta Navidad SÍ tenemos árbol. Hemos comprado otro abeto, un poco más pequeño que su antecesor, pero igual o más bonito incluso. Y este año, mis padres se han encargado de montarlo y ponerle las luces, y yo de decorarlo. Lo he hecho esta noche. Y fijaos: durante estos últimos años le hemos puesto muchísimos juegos de bombillas diferentes (el actual de mini bombillas led), hemos comprado bolas nuevas, lazos, cadenas de perlas, cintas con brillo…pero ¿sabéis qué? Que los antiguos adornos siguen en la caja, y como TODOS los años, esos adornos se siguen poniendo. El cervatillo, el ramo de uvas, el farolillo… y claro, el Papá Noel y las panderetas. El Papá Noel, como todos los años, se me ha caído al suelo. Y aunque está descolorido, feo y desfasado, NO SE HA ROTO


El cariño que le tengo a ese Papá Noel es tan especial que, por mucho que se modernicen los árboles, esa figura se seguirá poniendo en casa de los Malagón-Redondo. Siempre intento modernizarlo, decorarlo de forma más sencilla…pero lo siento, no puedo: siempre termino poniendo TODAS las figuras, y entre ellas, mi Papá Noel y mis panderetas.




Siento el rollazo, pero me apetecía compartir este relatillo. Y tranquilos, que os dejo con algunas cosillas de Fimo, que al fin y al cabo es de lo que trata el blog, no?

Como el post va de árboles de Navidad, pues os pongo en primer lugar estos pendientillos de árboles, que se me sugirieron hacer con motivo de estas fechas.

Siguiendo con la Navidad, y aunque aquí en Águilas no tenemos tanto frío como deberíamos tener en estas fechas, otros pendientillos, en este caso un poco más…helados.


Más broches personalizados, en este caso 2 versiones diferentes, pero con una misma modelo: mi suegra Encarna. Les encantó, y ya me ha pedido más con otras combinaciones de color.



Estas enfermerillas tan graciosas son marcalibros. Y la verdad es que han gustado, y me han dado ideas para hacerlas para otros usos. Y sí: hay una que no es una enfermera, sino enfermero, y es que me hacía ilusión hacerme uno para mí (lleva mi misma perilla eh!).



Y como os dije en un post anterior, estaba a punto de recibir una cosilla que había comprado y que me iba a venir genial con las creaciones de Fimo. Encontré una oferta estupenda, y no lo dudé: ya tengo mi máquina de modelar…mi máquina de pasta!! Además, no viene sola: incluye su caja para guardarla, una “chuerrera” para hacer diferentes formas de Fimo, palitos para modelar, pastillas de Fimo de varios colores, libros, etc. Me hizo mucha ilusión cuando abrí el paquete.

Y chic@s, yo creo que es momento de dejaros, que esta noche me he pasado escribiendo. Gracias de antemano a los que aguantéis leyendo hasta el final.

Un abrazo!!!!



7 dic. 2011

Colección "Espiral"

Yo sigo malito. La ciática me está matando. Y el médico me dice que tengo que hacer reposo. Pero...¿¿¿cómo lo hago??? Trabajando, estudiando (aunque poco) y Fimeando, la cosa está bastante difícil. Espero que durante la semana vaya mejorando el panorama.

A lo que voy.
Esta semana tengo cosillas pendientes que enseñaros. Para empezar, hoy, aunque ya es muy tarde, os voy a dejar con un par de conjuntos de pendientes + colgantes, a los que les he puesto el nombre de "Espiral". Uno de  ellos ya está adjudicado como regalo de cumpleaños de una amiga.

Aquí os dejo las fotos, y me despido, con mi cojera, hasta dentro de muy pocos días.

Un saludo fimeros!!!







5 dic. 2011

El Fimo en el cine (2)

¿Qué tal fimer@s?

Esta noche os voy a dejar con una 2ª entrega de "El Fimo en el cine", con 3 películas más, rodadas con la técnica "Stop-Motion" y en las que se utiliza arcilla polimérica para crear a sus personajes.

Esta semana he vuelto a estar un poco pachuchillo, y he estado un poco apartado de la caja de Fimo. Pero al parecer, eso ha hecho que me hagan muuuuchos encargos, así que a partir de hoy me tengo que poner las pilas, porque si no...me pillará el toro!

Además, os enseñaré una adquisición que está a punto de llegarme, y que sin duda me ayudará mucho con mis creaciones de arcilla polimérica. Así que...próximamente tendréis noticias!!

Aquí tenéis las películas:

"Pesadilla antes de Navidad"



"La Novia Cadaver"



"Los Mundos de Coraline"


Un abrazo a tod@s!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...